viernes, 14 de abril de 2006

MANIFIESTO CIUDADANO POR LA REPUBLICA ESPAÑOLA


Los ciudadanos y ciudadanas abajo firmantes, comprometidos con los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad, ante la celebración del 75 aniversario de la Proclamación de la II Republica Española, el 14 de abril de 1931, manifestamos que:

1.- La fecha del 14 de abril supone para nosotras y para nosotros un punto de referencia histórica de enorme importancia personal y colectiva. La proclamación de la II Republica fue fruto de un proceso plenamente democrático, sin que mediase la más mínima violencia. Las elecciones municipales del 12 de abril, dieron paso a una nueva etapa para nuestro país durante la cual se llevaron a cabo importantísimas reformas sociales, políticas y económicas.

2.- Quienes suscribimos este manifiesto, somos aquellos y aquellas que, por vivencias personales y hondas convicciones republicanas,-mantenidas en la adversidad-, no pueden olvidar ni renegar del único momento histórico en el que el pueblo español fue protagonista de una ruptura democrática: la II República española. El acervo político de la cultura republicana: Laicidad, Federalismo, Separación de Poderes, Cultura de Paz y preeminencia de la Ética Civil, son legados imperecederos.

3.- Somos aquellas y aquellos que, con mayor o menor grado de compromiso y riesgo, ejercimos durante la Dictadura una constante oposición en nombre de la fidelidad republicana y de la Democracia futura. En el centro de nuestras aspiraciones, en el eje de nuestras propuestas alternativas, en la raíz de nuestros sentimientos más profundos siguen anclados, desde entonces, la apuesta por la República como la forma de Estado que, emanada directa y claramente de la voluntad popular, tuvo en Abril de 1931 su última manifestación.

4.- Somos también aquellos y aquellas que nos manifestamos frecuentemente, en medio de un mar de banderas republicanas, para combatir viejos y nuevos problemas.

5.- Somos, también, generaciones que no han conocido la República ni la Dictadura fascista, pero hemos intuido que el ideal republicano, por su radicalidad democrática, es una pieza clave en la respuesta, desde el Estado español, al orden económico, social, político, ideológico y cultural que combatimos.

5.- Somos herederas y herederos de quienes creyeron, trabajaron y defendieron, en muchos casos con su vida, la legalidad y los valores republicanos. Nos sentimos, pues, en el deber de recuperar la memoria de todas ellas y de todos ellos.

6.- Queremos, como ciudadanos libres, expresar nuestra convicción de que la formula republicana de organización del Estado, extendida en la gran mayoría de los países de nuestro entorno, es un objetivo alcanzable, dentro del respeto mas profundo a las ideas y a los mecanismos democráticos de participación política emanados de nuestra Constitución.

Dos Hermanas a 14 de abril de 2006

VIVA LA REPUBLICA

No hay comentarios: