miércoles, 16 de julio de 2008

Concentración "No a la ley de Retorno"

Bajo el lema "La emigración no es un delito, es una oportunidad", la ciudadanía nazarena, emigrantes y personas solidarias, ha sido convocada el próximo Lunes 21 de Julio a las 21:00h, en la Pza. Huerta San Luis, (junto a la Moneda), a una concentracion contra la Ley de Retorno que la Unión Europea pretende implantar.

Con la excusa de la crisis se está fomentando una vez más el clima de miedo y ansiedad que está siendo inculcado en la ciudadanía del viejo continente y promoviendo la adopción de medidas de corte francamente discriminatorio y represivo, creando el clima perfecto para que en los últimos años los crímenes de motivación racista hayan aumentado significativamente, en toda Europa y tambien en España.



El Pacto Europeo de Inmigración, presentado el pasado 17 de junio al Consejo Europeo, y aprobado por el mismo, plantea un largo camino de reuniones y encuentros durante los próximos seis meses; reitera lo que ya ha venido sucediendo desde hace algunos años: la búsqueda de criterios y finalmente la elaboración de una política migratoria europea común.

Fundamentalmente, el documento sugiere la adopción de criterios comunes que apunten a mejorar los sistemas de ingreso de inmigración legal a la UE, subrayando la importancia de favorecer el llamado trabajo calificado. Sugiere invertir más energías y esfuerzos en combatir la inmigración ilegal, fortaleciendo el sistema Frontex y renovando o implatando acuerdos bilaterales con los países de origen y tránsito de los migrantes, etcétera.

Tras reconocer que la migración es y será un fenómeno –y un problema– en tanto sobrevivan las diferencias económicas y de desarrollo entre regiones diversas del planeta, la UE afirma no poder acoger dignamente a todos los inmigrantes, por lo cual se arroga el derecho de escoger a quienes aceptar, según evidentes criterios de conveniencia.

Mucho antes de que Sarkozy propusiera su demagógico Pacto Europeo de Inmigración, la UE no tuvo mucho que discutir para aprobar la creación de la agencia Frontex –que controla militarmente las fronteras externas de la UE–, ni la reciente y polémica Directiva de Retorno.


En esta ansiosa búsqueda de una política europea común en el tema migratorio, lo que se está haciendo en realidad es recoger los peores aspectos de las legislaciones de cada país, quedando al final un documento y una política que resultarán una mediación a la baja entre todo lo ya existente. Y entonces, la criticada Directiva de Retorno, en realidad no sólo es una parte de todo el complejo mecanismo legislativo europeo, sino que es fruto del encuentro de diversas visiones en cada miembro de la Unión Europea.


Pero no debemos engañarnos pensando que Sarkozy, un personaje francamente racista y represor de migrantes es el unico que plantea estas politicas. Un ejemplo es José Luis Rodríguez Zapatero. El gobierno español también ha dado abundantes muestras de aplicar políticas represoras y discriminatorias hacia los migrantes.




Este documento afectará a unos 8 millones de personas y acoge varias medidas polémicas que han llevado a movilizarse a ONG españolas y del resto de Europa, que hablan de una “regresión” en la protección de los derechos fundamentales de las personas inmigradas. Organizaciones como SOS Racismo y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) afirman que se trata de un “retroceso en los derechos humanos” porque “alarga la estancia” de las personas retenidas en Centros de Internamiento de Inmigrantes y porque supone “privar de libertad a personas que no han cometido ningún delito”.

Entidades de toda Europa recogen firmas para pedir a la Unión Europea que no apruebe la Directiva del Retorno; hasta la fecha han conseguido cerca de 50.000 adhesiones. Puedes informarte en su página web.

No hay comentarios: