domingo, 28 de septiembre de 2008

Senderismo: Villanueva de Río y Minas - Ruinas Romanas de Mulva Manigua.

La Asociación de Vecinos Jose Crespo (Centro) y el Ateneo Andaluz organizan para el Domíngo 26 de Octubre una nueva salida senderista. En esta ocasión la ruta nos llevará a Villanueva del Río y Minas (Parque Natural Sierra Norte de Sevilla), desde donde se iniciará la un recorrido de unos 14 km de baja dificultad. Es un sitio mágico, con unas ruinas romanas notables en medio de la dehesa. Está Villanueva del Río y Minas, a unos 60 o 70 kms de Sevilla y de Córdoba. Hay que vadear el Rivera de Hueznar para llegar allí.

Para inscribirse en horario de tarde en las oficinas de estas asociaciones y al precio de 15 euros -10 para asociados- El trayecto hasta Villanueva se realizará en autobús, siendo los puntos de recogida las sedes de ambas asociaciones a las 09:00 en Ntra. Sra. del Carmen, y 09:15 en la parada de taxis del Palmarillo, frente al Ateneo.

Descripción de la ruta:
Al descubrirlas en 1756 se pensó que eran restos de un castillo y por ello son conocidas como "Castillo de Mulva", pero las excavaciones llevadas a cabo desde 1957 por el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid evidenciaron que se trata de las ruinas de la ciudad de Munigua, importante santuario, fundición y balneario con dos periodos de ocupación; uno prerromano y otro romano que abarcan desde el s.VI a.C. hasta principios del s.II d.C.



Esta ruta comienza en Villanueva del Rio y Minas, municipio surgido en torno a la explotación minera de una de las cuencas carboníferas mas importantes de Andalucía hasta su abandono en los primeros años de la década de los 70 del siglo pasado.

El recorrido es circular y comienza y termina bajo el esbelto puente con el que el Ferrocarril Sevilla-Mérida atraviesa el rio Rivera de Hueznar. En nuestro caso, hemos comenzado por el camino que, salvando el Arroyo Tamohoso prácticamente en su desembocadura, asciende dejando a la derecha la antigua presa que surtía de agua al complejo minero de MZA.


En el trayecto hasta las ruinas se atraviesa parte de una finca particular en la que pasta ganado vacuno de carne por lo que, especialmente en época de cría, pueden poner alguna traba a los senderistas. En cualquier caso, siempre hay un cartel que prohíbe el paso por la existencia de animales sueltos.


El horario de visita de las ruinas, gratuita, es de 9 a 16 horas y Manué, el guarda, persona con amplios conocimientos del tema, informa muy amablemente a los visitantes.


Abandonando la zona arqueológica por el lado contrario al de llegada, nos encontramos con el ya mencionado Arroyo Tamohoso, que discurre al pie del santuario y que se puede cruzar sin dificultad salvo en época de crecida por lluvias. A partir de aquí el camino asciende hasta las ruinas de la estación de Arenillas, del ferrocarril antes citado, en la que los trenes ya no se detienen por lo que hay que continuar andando por una pista recientemente semiasfaltada que siguiendo prácticamente el curso de la línea férrea nos devuelve a Villanueva, no sin antes disfrutar de la vista de un magnífico prado en el que pacen reses bravas, esta vez afortunadamente tras una cerca, y del lago en que se ha convertido la corta de la que en los últimos años de explotación se extraía el carbón a cielo abierto. En las paredes de la misma pueden aún verse las vetas de mineral.


No hay comentarios: