lunes, 24 de noviembre de 2008

Cronica de una jornada micologica en Hinojos

por Carolina Farias.
El domingo 23 de Noviembre, tal como se había planeado, salió a las 8:30 desde el Ateneo Andaluz y a las 8:40 en Real Utrera, el autobús que nos llevó a Pinares de Hinojos ‘a por setas’. En solo una hora ya estábamos en Huelva, se tomo un rápido desayuno en los alrededores del bosque y a cosechar!

El bosque en donde se recogieron las setas resulto ser un precioso parque natural caracterizo por la horizontalidad del terreno, por su humedad, por su vegetación autóctona como romero, jara, espárragos, almoradux además de pinos piñoneros, brezos, lentiscos, zarzas y jaras. También observamos chopos, olivos, alcornoques y bayones y por supuesto diversas clases de setas.
LEER MAS [+/-] />



    Siendo un variopinto grupo de casi 40 personas, fue una excursión divertida, educativa, sana y sobretodo fructífera, ya que nadie se fue con su cesta vacía. El grupo cosechó todo tipo de setas, tanto grandes como chicas tanto marrones como amarillas, pues de todo tipo habían, tanto Amanita rubescens (enormes y carnosas, perfectas para prepararlas al ajillo) parasoles, macrolepiota proceda Lepiota proceda (menos grandes y fibrosas) senderillas, etc. Lo mejor de todo fue que a pesar de salir con nuestras cestas llenas siempre se respeto el medio ambiente, conservando siempre la raíces de las setas dentro de la tierra (para que el próximo otoño podamos regresar a por mas) pero sobretodo sin ensuciar un solo centímetro del bello bosque haciendo honor al dicho ‘si la tierra nos da a la tierra nos damos’.

    Desafortunadamente nuestro guía de la ciudad y que nos explicaría que tipo de setas habíamos recolectado no se pudo unir al grupo, por lo que tuvimos que usar nuestras propias guías, es decir librillos de bolsillo y más tarde el Internet, para aclarar nuestras dudas, fue así como aún en el bosque y en medio de una gran camaradería y deseos de aprender que nos sentamos en circulo para debatir en forma amena que tipo de setas tenia cada uno en su cesta (en mi caso una improvisada bolsa de papel). Para nuestra fortuna fueron muy pocas las setas que no aprobaron el control de calidad por ser probablemente toxicas.

    Luego de salir del bosque, a eso de las 13:45 fuimos guiados a una zona de recreo en donde en rusticas pero apropiadas mesas de madera y rodeados aún de un bosque de altísimos árboles con fuerte pero agradable olor a pino, que nos sentamos a almorzar, bocatas, montaditos, manzanas, naranjas, cervezas, zumos y por supuesto agua fueron el menú de nuestro ‘almuerzo en la hierba’ como lo hubiera llamado Edouard Manet.

    Al regreso, aproximadamente a las 15:00, ocurrió lo que muchos llamaron ‘la aventura más grande de todas’ pues justo antes de salir hacia Dos Hermanas las ruedas traseras de nuestro autobús y luego también las delanteras quedaron atrapadas bajo varios centímetros de tierra boscosa y húmeda, imposibilitando así la salida del mismo. Fue necesario el trabajo e ingenio colectivo, tanto de los hombres como de las mujeres, para idear la forma de mover de ahí los cauchos del enorme autobús de mas 50 puestos. Al final fue necesario empujar el autobús para así sacarlo, exitosamente, de sus resbaladiza trampa. A las 16:30 volvimos a Dos Hermanas, cansados pero satisfechos con nuestra cosecha de setas y sobretodo por haber hecho nuevos amigos en un ambiente tan sano como natural.

    (Este post seguirá actualizandose con las aportaciones de las fotos que han prometido envíarnos los participantes... de momento ahi van algunas - gracias a Carolina por su magnifica cronica de un día que por sus "accidentes" será recordado mucho tiempo. Gracias a todos los participantes que a pesar de estas "anecdotas" supieron mantener el buen ambiente y el mejor humor. Hasta la próxima salida en enero. La Redaccion)


No hay comentarios: