viernes, 2 de enero de 2009

MANIFIESTO: HAY QUE PARAR EL GENOCIDIO DEL PUEBLO PALESTINO.

Muerte y destrucción, Masacre, Genocidio, ignominia para toda la humanidad. Esto es lo que está ocurriendo en los últimos días en Gaza.

Son más de 400 las personas muertas y más de 2.000 las heridas, en un territorio donde no hay medicinas en los hospitales que tratan de atender como pueden a una población que ya llevaba años en una situación crítica.

SEGUIR LEYENDO...
    Algunos dicen que Hamás también tiene cierta culpa en la barbarie al permitir el lanzamiento de cohetes contra los asentamientos judíos. Cierto, pero la desproporción de la actuación del ejercito de Israel es tan grave que llena de vergüenza a toda la comunidad internacional

    Podemos dar datos y más datos de la crueldad de la barbarie que está cometiendo el Estado de Israel, pero eso solo añadiría más impotencia a la sensación que sentimos millones de personas en todo el mundo.

    Nunca es justificable el uso de la violencia para conseguir un fin social, político, religioso o económico, pero la desproporción del uso indiscriminado de los aparatos sofisticados del ejército israelí, provocando destrucción y muerte en un territorio masificado y depauperado, demuestra que esta actuación es más deleznable si cabe. Y mucho más al tener todos los visos de que gran parte de la decisión de bombardear Gaza tiene que ver con el resultado desfavorable de las encuestas del actual gobierno en las próximas elecciones israelíes.

    Como puede Israel, al cometer esta atrocidad, pedir comprensión a su pasado como pueblo judío y haber sido objeto de un proceso de destrucción y muerte, de igual signo como el que ahora está provocando? Como condenará Israel cualquier actuación violenta y suicida de un fanático que atente en los próximos meses contra la población civil israelí?

    No nos resistimos a citar al genial director de orquesta judío Daniel Baremboin al decir al comienzo de los bombardeos: Sólo tengo tres deseos para el próximo año. El primero de ellos es que el Gobierno israelí se dé cuenta de una vez por todas de que el conflicto en Oriente Próximo no puede ser resuelto por la vía militar. El segundo es para que Hamás tenga presente que sus intereses no se imponen con la violencia, y que Israel está aquí para quedarse. El tercero es para que el mundo reconozca que este conflicto no tiene parangón en la Historia.

    La violencia palestina atormenta a Israel y no sirve a la causa; la venganza militar de Israel es inhumana, inmoral y no garantiza la seguridad. Como he dicho anteriormente, los destinos de dos personas cuyos destinos están relacionados inextricablemente, lo que les obliga a vivir lado a lado. Son ellos los que deciden si quieren hacer de esto una bendición o una maldición.

    Desde Dos Hermanas, tenemos que contribuir con nuestro grano de arena solidario y comprometido con la paz y con los palestinos de la franja de Gaza. Tenemos que exigir al Gobierno de España que exija un alto el fuego inminente, que solicite una reunión de urgencia de la Unión Europea para exigir ese alto el fuego, que retire temporalmente al Embajador de España en Israel y que pida la retirada de todos los embajadores de la Unión Europea. Al mismo tiempo que exigimos, si continua la agresión, la inmediata ruptura de relaciones de relaciones comerciales, culturales, diplomáticas y militares con Israel.

    Al Ayuntamiento de Dos Hermanas y a la Junta de Andalucía le pedimos que actúen, urgentemente, en consecuencia y que aprueben y pongan en marcha medidas de toda índole para ayudar a una población palestina que no puede más después de años de bloqueo económico.

    Y a todos nosotros y nosotras a participar activamente en cuantas acciones de protesta se organicen en Dos Hermanas y Sevilla, como la manifestación del próximo 4 de Enero a las 12 de la mañana en la Plaza de la Encarnación.


    No hay comentarios: