lunes, 16 de enero de 2017

TALLER ATENEO DE DANZA DEL VIENTRE



El Taller de Danza del Vientre, ya es un clásico entre los cursos del Ateneo. En su octava edición, la profesora de Danza, Ilham Maamar abre un abanico de posibilidades para aprender a bailar esta danza oriental tan de moda. Pero ademas este taller está complementado con actividades paralelas relacionadas, bienvenida con tés, fiestas, visitas relacionadas, espectáculos, gastronomía marroquí, etc.


El Taller de Danza del Vientre presentara este curso cinco grupos en horarios diferenciados:

Martes y Jueves de 10:30 a 11:30h
Lunes y Miércoles de 18:00 a 19:00h - niñas
Lunes y Miércoles de 21:00 a 22:00h - adultos
Martes y Jueves de 18:00 a 19:00h - iniciación
Martes y Jueves de !9:00 a 20:00h - adultos

Las personas interesadas pueden inscribirse en las oficinas de esta asociación en horario de 18:00 a 21:00h de lunes a viernes.

El precio es 25 €/mes  - 21€/mes  menores de 14 años.

LEER MAS...

    A través de la Danza del Vientre, tratamos de expresar sentimientos y encontrarnos con nosotras mismas. Su objetivo no es la provocación sexual, sino trasmitir la belleza y espiritualidad femenina. A nivel interno conseguimos despertar y desarrollar nuestra propia creatividad gracias a que el centro de energía vital se haya en nuestro vientre, que esta relacionado a su vez con la energía sexual. Por ello, la bailarina, aunque no se suba a un escenario, disfrutara personalmente con cada movimiento.


    Los movimientos rítmicos son siempre suaves y fluidos, disociando y coordinando a la vez las diferentes partes del cuerpo. Por ejemplo, los brazos pueden ir a un ritmo diferente del que va marcando la cadera. La atención se centra principalmente en la cadera y el vientre, alternando movimientos rápidos y lentos y se enfatiza en los músculos abdominales, con movimientos de pecho y hombros así como con brazos serpenteantes. Los movimientos ondulatorios, rotativos, que por lo general son lentos simbolizan la tristeza, en cambio con los movimientos rápidos, golpes y vibraciones la bailarina expresa alegría.


    Todos los movimientos de esta danza se relacionan con la naturaleza, por ejemplo, las plantas de los pies se apoyan bien sobre el suelo, esto simboliza la tierra, o también cuando la bailarina extiende sus brazos siempre forman una semi U y nunca están caídos, esto simboliza a las aves. Las futuras bailarinas aprenderan diferentes pasos: el Camillo, los ochos, el shimmy, los circulos, las olas con los brazos y manos, entre muchos otros.


    Los beneficios de la danza oriental son tanto físicos como mentales, por ello la gran aceptacion de este Taller. En su cuarto año en el Ateneo Andaluz, ya son mas de 200 las personas iniciadas en esta danza.



    1 comentario:

    Anónimo dijo...

    la fiesta con exito