viernes, 13 de noviembre de 2009

Andalucía en el epicentro de las consecuencias de la crisis

Editorial Paralelo36Andalucia 13-11-2009.

España, en esta crisis, ocupa una posición muy vulnerable porque ha construido un modelo de peor calidad y más dependiente que otros Estados de la Unión Europea.


    Desde los sucesivos gobiernos del Estado se ha potenciado una economía basada en el crédito barato y su utilización básicamente en gastos de consumo o inversión en viviendas y no en un esfuerzo inversor a largo plazo en sectores productivos estratégicos; en el sector de la construcción como sector locomotora y en la precariedad laboral.

    Sólo un dato, aunque escalofriante, según el Banco de España la Deuda externa española alcanza 1.704.766 millones de €.

    Estos mismos principios se han plasmado en el sistema político porque la democracia española se ha consolidado durante el auge del desarrollismo. Y en política el modelo especulativo se llama electoralismo. La política se sacrifica a los intereses inmediatos. Sólo importa mantenerse o acceder al poder, se obvia la perspectiva y se utiliza la mentira y la financiación ilegal con absoluta naturalidad.

    Si la consecuencia de este modelo económico es la vulnerabilidad ante la crisis, la de este sistema político es la corrupción. Los partidos están saqueando a las administraciones públicas. Cuanto más débiles más impunidad. El CIS acaba de mostrar que los encuestados, en una posición social de esquizofrenia, señalan a los partidos políticos, a los que eligen para que solucionen sus problemas, como su cuarto problema, por delante problemas como la vivienda y el terrorismo.

    Es el modelo económico y político que han desarrollado los gobiernos del PP y el PSOE. Ambos son responsables del modelo, y de su fracaso.

    Pero si España es zona de crisis, Andalucía es el epicentro de las consecuencias de la crisis. Porque la crisis no es homogénea en España.

    Solo algunos datos de reciente publicación en fuentes estadísticas oficiales y accesibles a través de las páginas web de INE, Ministerio de Educación y Ministerio de Políticas Territoriales:

    A) La Tasa de Pobreza Relativa en Navarra es del 6,5%; en el País Vasco, del 8,5% y la media en España es del 19,6%. En Andalucía es el 28,9% de la población.

    B) El gasto público por alumno en enseñanza no universitaria es en Navarra es de 7.324 € y en el País Vasco es de 9.059 €. La media en España es de 5.751 €. En Andalucía es de 4.713 €: 1.000 € menos que la media española y casi la mitad que en el País Vasco

    C) La Tasa de Paro en Navarra es del 10% y en el País Vasco del 11,55%. La media en España es del 17,93%. EnAndalucía la Tasa de Paro llega al 25,64%.

    D) La Inversión extraña bruta en el conjunto de España, en el año 2008 ha sido de 28.793 millones de €, de los que 23.803 millones se han residenciado en Madrid. En Andalucía ¡tan solo 196 millones¡. Es difícil no ver que el centralismo del poder está más fuerte que nunca y que Andalucía se comporta como una colonia interior a la que llegan las inversiones decididas y distribuidas por la metrópoli.

    Es decir, estamos situados en la crisis de la crisis de la crisis. Los datos nos dicen que el desarrollo propiciado por el sistema español ha sido un espejismo anclado en la especulación enfocado para dar réditos electorales a corto plazo, y que en Andalucía todo esto se ha agravado, porque se ha apostado por un sistema económico muy desarticulado, muy dependiente, poco competitivo en el presente y mal enfocado a la adaptabilidad a los cambios que se avecinan. (Escasez y encarecimiento de matareis primas esenciales como el petróleo, el agua o el suelo), con una enorme dependencia energética y financiera y depredador de nuestros recursos naturales y culturales. En conexión con un sistema político aún más dependiente, una democracia es de muy baja calidad y la ausencia de un auténtico espacio político propio, se ha convertido en norma la convocatoria simultánea de elecciones autonómicas y estatales.

    Y sobre todo una sociedad a la que se orientado para que se desentienda de lo público, de lo colectivo, de la defensa de nuestra identidad: después de casi treinta años de autonomía no existen medios de comunicación independientes de ámbito andaluz; se ha creado una estructura social muy dependiente del clientelismo del poder; destaca el escaso tejido asociativo; apenas se han generado líderes sociales independientes y los que han surgido rápidamente han sido tentados para integrarlos en el poder. Prácticamente no se produce pensamiento político independiente al margen de las instituciones con capacidad subvencionadora.

    Sin embargo observamos que en el caso del País Vasco y Navarra, es decir, cuando existe una autonomía real económica, política y social y cuando existe una buena financiación autonómica es posible crear un modelo distinto del que se ha implantado en el conjunto del Estado. Es evidente que han tenido la capacidad y la autonomía suficiente para enseñar una vía propia y, ahora, cuando la dura realidad se ha impuesto sobre todos los artificios, económicos y políticos, están demostrado una resistencia muy superior a la media.

    Las consecuencias de todo esto es que los andaluces sufren y son invisibles: aumenta la desigualdad y la pobreza (actualmente hay más de 300.000 familias, con al menos un activo, en paro).

    Paralelo 36 Andalucía es ante todo un grito de rebeldía ante este estado de cosas. Queremos unir a los resistentes y pasar a la ofensiva, ofreciendo una perspectiva para el futuro, compatible con la defensa de Andalucía en el presente. A eso le llamamos una política de transición, para la que vamos a proponer, próximamente, recogiendo todo lo que se ha publicado en esta página, las primeras 50 medidas para una transición democrática hacia una sociedad postindustrial y postcapitalista, hacia una Andalucía verde y libre, con el objeto de que sean valoradas por todas las personas que lo deseen.

    No hay comentarios: