sábado, 4 de diciembre de 2010

"Hoy es 4 de Diciembre" por Antonio Manuel Rodriguez

Es 4 de diciembre. Viernes. Hoy puedo recoger a mi hijo de cinco años del colegio y a mi hija de 18 meses de la guardería. La clase de Liberto es la última en salir. Primero aparecen los niños de primaria. Todas y todos llevan una bandera de España en la mano. Luego salen los más pequeños de infantil. Todas y todos llevan una bandera de España en la mano. Y por fin, mi hijo: con una bandera de España en la mano. ¿Por qué? Hoy no es 6 de diciembre. Ni 12 de octubre. Ni ha ganado la selección española el campeonato del mundo.


    Liberto y yo subimos juntos a por Elia. Los niños y niñas no salen de la guardería con una bandera española en la mano: la llevan pintada hasta tres veces en la cara. Aunque lo intuyo, esta vez sí me atrevo a preguntar por qué le han pintado de amarillo y rojo la cara a mi hija. La profesora de infantil, una joven encantadora de apenas 20 años, me contesta que hoy celebramos el día de la constitución española. Yo le contesto que eso será el domingo, que hoy es 4 de diciembre. La profesora me mira perpleja. vera usted, me constesta, pero es que viene el puente… Y yo le vuelvo a preguntar: ¿Sabe que ocurrió en Andalucía el 4 de diciembre? Y ella, más perpleja aún, se encoje de hombros.

    Hace 32 años las madres y los padres de esos niños y niñas salieron a las calles con una bandera semiprohibida que simbolizaba la paz y la esperanza de Andalucía. Pedían autonomía para su Pueblo. Con los pies en el suelo y los pueños apretando el aire en señal de pertenencia. Millones de andaluces se arrogaron la representación del Pueblo para desafiar el inmovilismo conformista de los padres constitucionales que confinó a Andalucía en los márgenes políticos del Estado. Y el Pueblo andaluz se postuló como sujeto político ante la mirada atónita de los españoles, ocupando lo que es suyo para gritar que no quería ser más que nadie pero tampoco menos que ninguno. En Andalucía. Y en Cataluña. Y en Madrid. Incluso un hombre inocente, Manuel José García Caparrós (militante de las juventudes comunistas), fue vilmente asesinado por intentar que ondease la verdiblanca en Málaga. Hoy, 32 años después, alcanzada y consolidada la autonomía administrativa, después de dos estatutos orgánicos, las hijas e hijos de aquellos andaluces salen ahora a la calle con la bandera de España para celebrar la constitución que nos hurtó el legítimo derecho a ser una comunidad histótica. Somos la única comunidad que consiguió su rango por derecho propio. Y lo hizo la gente. El pueblo andaluz. Han pasado 32 años desde entonces y los profesores andaluces pintan a sus alumnos en la cara banderas de España un 4 de diciembre para conmemorar la muerte de García Caparrós y los millones de banderas de Andalucía que ocuparon las calles y los balcones. Para conmemorar la ignoranica impuesta y aceptada ignorantemente. Los profesores ni siquiera saben que día es hoy. Bueno sí: vísperas del puente de la Inmaculada Constitución. El día en que Chaves y Griñán conceden conjuntamente los premios de la Constitución en Andalucía. Precisamente, un 4 de diciembre.

    Soy profesor de derecho civil. El miércoles por la mañana me invitaron a dar una charla en el Insututo de Herrera (Sevilla) para hablar de la Constitución española. Pregunté a los chicos si sabían que ocurrió el 4D. Todos callaron. Entonces hablé la hora completa sobre el día más hermoso de la historia contemporánea de Andalucía. Esa tarde les hice la misma pregunta a mis alumnos de civil. Todos callaron. Y volví a dedicar buena parte de la clase a que conocieran lo que jamás debían haber ignorado. Somos muchos los que no hemos olvidado lo que ocurrió en el día más importante de la historia popular andaluza. En Andalucía, en Valencia, en Euskadi y, especialmente, en Cataluña. Y son muchos más los que a lo largo de estos años han organizado actos y actos y actos para que los demás no olviden. Pero lo que he vivido hoy demuestra que todo ese esfuerzo por mantener viva la memoria ha sido necesario pero insuficiente. Precisamente hoy, un 4 de diciembre, los niños y niñas de Andalucía, los hijos e hijas de aquella generación rebelde, salen a la calle con la bandera de España y no con la que levantaron sus padres. Hoy no es el día de la Constitución: hoy es el Día Nacional de Andalucía, el Día del Pueblo Andaluz.

    Por eso exijo a los representantes políticos andalucistas o andaluces de izquierda y de conciencia, que promuevan las acciones oportunas para que esta ocupación sentimental de nuestra memoria colectiva no vuelva a producirse. Exijo a los representantes políticos andalucistas o andaluces de izquierda y de conciencia, que presenten en el Parlamento Andaluz una proposición de Ley para demostrar sin ambages que son ellos los herederos de aquel espíritu, y no los partidos que utilizan el maquillaje andalucista para beneficio electoral. Exijo a los representantes políticos andalucistas o andaluces de izquierda y conciencia, que mi hijo y mi hija salgan el 4 de diciembre del año que viene con una bandera andaluza en la mano. Por justicia.

    Antonio Manuel Rodriguez es miembro del Consejo de Redaccion de Paralelo36 Andalucia y socio de Honor del Ateneo Andaluz de Dos Hermanas

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Jesús y he leído esto que ha escrito usted, casi por casualidad, mientras andaba mirando cosas en internet. También da la casualidad que soy maestro de primaria, y al igual que usted, sentí en mis propias carnes la indignación al tener que "celebrar", en mi propio centro educativo, el día de la constitución española justo el 4-D. Tiene razón. Casi nadie sabe hoy qué ocurrió el 4 de diciembre del 77. Yo no había nacido por aquel entonces, sólo tengo 29 años aunque, supongo que por mis inquietudes políticas y por la curiosidad por aprender, yo sí que conozco un poquito de la historia de nuestro pueblo. Como maestro, sé ya qué idea tienen muchos de los compañeros con los que trabajo o he trabajado y cuando se habla de celebrar la constitución, se tiende a identificarla como la celebración del día nacional (de españa, claro)y por supuesto, dicha celebración se reduce básicamente a la exaltación de los símbolos de España. No suelen faltar las banderas, escudos o mapas españoles. Este año, como los anteriores, no quería participar en esta celebración, no la siento mía. En mi caso me limité a hablar a mis alumnos de 9 años de democracia, de lo que ocurrió durante la transición y en el sentido que tiene que un territorio goce de una serie de derechos y obligaciones.
¿Se imagina qué ocurriría si mis alumnos hubieran salido al patio con banderas andaluzas? seguro que algún padre o madre de cualquier alumno se me habría lanzado al cuello... La realidad es esta, en mi opinión: 1.los maestros andaluces, en general, no conocen la historia de Andalucía y no están interesado en política (en toda la amplitud del concepto). 2. Se identifica constitución con españolidad. 3.La celebración del "día de Andalucía" en los colegios se suele reducir a la exaltación de los tópicos conocidos, sin profundizar en el conocimiento de nuestra cultura.¿Y sabe por qué? porque ni los propios andaluces conocen lo que fue, lo que hoy es y lo que podría ser Andalucía.
Los maestros, como sus alumnos de civil, no son ni más ni menos que un reflejo de lo que es en buena parte la sociedad andaluza, una sociedad que desconoce el significado de ser andaluz, de su historia y de su situación actual. un pueblo que no se atreve a ser. Por supuesto, existen muchas personas interesadas en silenciar la conciencia andaluza y ya han conseguido bastante. Otras,en cambioluchan por levantar la voz.
Tras leer esto, como maestro, quizás el próximo año tenga la valentía de celebrar el 4-D, o el próximo 28-F hablarles de blas infante, de Manuel García Caparrós o de lo que podría llegar a ser Andalucía sin la sensación de estar hablando desde la clandestinidad.

Saludos desde Sevilla

Miguel Angel dijo...

Amigo Jesus:
Gracias por su reflexion y por visitarnos. Le recomiendo que conozca un espacio de pensamiento andaluz que se esta creando desde hace casi dos años. Se llama 2Paralelo36Andalucia, y en él participan profesores de universidad, historiadores, escritores, activistas culturales... y unos cuantos politicos de diferentes familias. Todos tienen la caracteristica de ser libres y trabajar el pensamiento social y politico de andalucia. un saludo.