lunes, 2 de agosto de 2010

Murio Enrique Iniesta - biografo de Blas Infante

La Junta Directiva del Ateneo Andaluz quiere expresar su pesar ante el fallecimiento, en la madrugada del 31 de julio, de Enrique Iniesta Coullaut-Valera, a los 80 años y tras una larga enfermedad, en la residencia escolapia de Pamplona y transmitir sus condolencias todos los andaluces, y a sus familiares y amigos. Desaparece un andaluz de conciencia. El investigador y biógrafo contemporáneo más importante que ha tenido el Padre de la Patria Andaluza, Blas Infante y co-fundador y presidente de honor del Centro de Estudios Históricos de Andalucía (CEHA). DEP.

LEER MAS...


    Si por fin y de una vez...

    Si una mañana, este Pueblo despertara... Si renacieran los orgullos con que los béticos leían el bello latín de Córdoba y, desde allí mismo, los mirtos reverdecieran y el XVIII gaditano de los galeones de Indias y el barroco cegador de Sevilla...


    Si abencerrajes y zegríes se hermanaran para que Boabdil no capitulara más...

    Si la vieja querella por la tierra se asumiera con planteamientos actuales y la voz de Infante, el gran malagueño de toda Andalucía, fuera conocida...

    Si los andaluces que aún respiran el aire de su Patria se volvieran tan conscientes como los que la añoran de lejos...

    Si por fin y de una vez...


    Si Madrid temblara y Barcelona respetara y los políticos ajenos los pusiéramos en su sitio... Si reflotáramos las naos de Palos que se iban mar avante charlando en andaluz... Si el antiguo bordón bronco tocara a zambra general y el cante de la Tierra protestara serenamente...


    Si cada uno fuéramos el resumen de todos y la luz se encendiera en los ojos del ciego de Granada... Si el criterio tan humano que usamos para vivir tuviera voz numerosa en los escaños de la burocracia... Si las viejas cenizas retornaran a ascuas y las ascuas a tronco y del tronco brotara el verde jaenero dell olivo y cantara sobre su aceite la tórtola de Doñana...


    Si volviera la vieja bandera de la Alcazaba a alegra la cima de Almería y Abú Asbag de Guadix volviera a cantarla...


    Si Andalucía dijera que aquí está Andalucía... Si contentos del trabajo hecho, acodados en el balcón de los geranios, los ojos se vuelven esperanzas. Está la copa de Jerez rebosando para el brindis.Y están la manos abiertas a punto de agarrar el futuro.


    ENRIQUE INIESTA





    Enrique Iniesta Coullaut-Valera nace en el Madrid de 1930, es nieto del conocido escultor de ascendencia francesa pero marchenero de nacimiento, Lorenzo Coullaut-Valera (1876-1932); sobrino del famoso literato egabrense Juan Valera (1824-1905), e hijo del reconocido violinista Enrique Iniesta del que recibe mismo nombre.


    Sin embargo, como a nuestro amigo Iniesta le gustaba decir “soy un andaluz de Marchena por equivocación nacido en Madrid”. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid, estudió Teología, la carrera de piano y ha dedicado gran parte de su vida a la educación reglada como maestro y educador.


    Dedicó más de cincuenta años de vida a su vocación sacerdotal dentro de la Orden de los Padres Escolapios, donde se prodigó como educador en valores cristianos y sociales de las ultimas generaciones de cientos de niños y jóvenes andaluces, fundamentalmente desde su vocación pedagógica en las aulas calasancias de los colegios de Granada y Sevilla. A partir de esta labor docente y religiosa, publicó dos historias de dichas instituciones escolares.


    Participó en el proyecto de crear una provincia escolapia propia coincidente con el territorio de Andalucía más encarnada en la realidad de esta tierra, segregándose en la organización interna de la Orden de la llamada Provincia de Castilla. Dentro de la misma, formó parte activa de la llamada Viceprovincia de Andalucía dentro de la Orden, interviniendo en la concepción andaluza de las actuaciones de los religiosos y de la implantación de dicha sensibilidad entre sus actividades. Tal es el caso de los denominados Cursos de Dinamización Cristiano-Andaluza que, durante algunos veranos de los años 70 acogieron en el Colegio Menor de los Escolapios de Granada un gran número de jóvenes que identificaban su compromiso cristiano con una responsabilidad de vida ante su tierra.


    Dentro de su opción de vida religiosa, destacó su labor investigadora y divulgadora de la historia del Santo fundador de la Orden, su opción por la educación de los más pobres y su defensa de Galileo contra toda corriente de la época; de los más estrechos colaboradores del Santo o de importantes religiosas de la propia Orden; de los colegios escolapios andaluces donde ha ejercido su labor docente o de sus alumnos más destacados. Del mismo modo, se ha prodigado en intervenciones, textos y actos promoviendo los métodos pedagógicos de Lorenzo Milani. Ha sido fundador y director durante muchos años de la Revista de Pastoral Juvenil de la Orden


    Ha sido promotor desde Sevilla, durante el tardo franquismo y los primeros años de la Transición de la librería El Toro Suelto que, como sociedad cooperativa que agrupó a hombres y mujeres comprometidos y progresistas de aquella áspera época, divulgó el tema o el autor andaluz como eje central de su concepción empresarial y promovió la celebración de ferias de libros por toda la geografía andaluza con importantes descuentos para animar a la lectura y acercar la cultura a los estamentos sociales más necesitados. Igualmente, desde esta instancia fundamentalmente cultural y no mercantil, fue la primera entidad andaluza en participar en la Feria del Libro de Barcelona, llevando temáticas y autores andaluces a nuestros emigrantes.


    Durante los últimos años del Franquismo, Transición y primeros de la democracia fue párroco de la Iglesia del Carmen en la popular Carretera Su Eminencia en Sevilla, participando con su labor pastoral de la reivindicaciones de un barrio popular como es el hispalense Cerro del Águila; ámbito donde residió durante más de doce años formado parte de una Comunidad Cristiana que, adscrita a la aludida Orden procuró la educación y la concienciación de los jóvenes que allí habitaban o estudiaban, a la vez que por su inserción en la realidad del citado barrio obrero, se identificaba de sus reivindicaciones y participaban de sus movilizaciones (muy especialmente los conflictos propios de la empresa Hytasa, hoy desaparecida, o las propias de un movimiento popular vecinal contrario a las últimas corporaciones locales del régimen).


    Enrique Iniesta, junto con José María de los Santos, Eduardo Chinarro, Diamantino García Acosta, José María Javierre, José Godoy, Antonio Muñoz, Casasola,… y otros muchos religiosos de forma más o menos conocida pero siempre responsable e intencionada, significaron una parte importante de la Iglesia cuyo compromiso revirtió en la llegada de una democracia pacífica y de una autonomía de primera para Andalucía.


    Precisamente, en reconocimiento a esa inagotable labor de conjunto en pro de las clases más desfavorecidas de Andalucía y la defensa de la identidad de nuestro pueblo, le fue concedida por el Partido Andalucista en el año 2008 la primera medalla de oro de esta formación política, aún no habiendo sido, ni militante ni cargo orgánico o público.


    Como periodista, ha sido colaborador permanente de importantes medios de comunicación andaluces, tanto escritos como radiados, y es el responsable de numerosas voces para la Gran Enciclopedia de Andalucía. Ha participado de forma permanente en referencia a las temáticas que aborda en su vida con medios escritos tales como: Tierras del Sur, Nueva Andalucía, ABC de Sevilla, El País, Razón y Fe, Diario 16 Andalucía, Revista Calasancia, El Correo de Andalucía, Ideal, la Revista de Pastoral Juvenil y Andalucía Libre. Dándose las circunstancias de que, en estas dos últimas, ha sido además su director.


    Ha participado también en numerosas entrevistas, tertulias, programas de radio y televisión, jornadas y conferencias así como en mesas redondas a lo largo de la geografía andaluza, Madrid y Cataluña, sobre todo. Sería imposible relacionarlo aquí todo, debido a la profusión de actos y publicaciones en este sentido.Ha sido uno de los firmantes permanentes del Manifiesto Dos de Enero, apoyando decididamente la reconversión de la llamada Fiesta de la Toma de Granada hacia una jornada para el encuentro de diferentes culturas y religiones.


    Desde 1995 hasta el presente ha sido uno de los impulsores del tema, hasta el punto que la plural Plataforma por una Granada abierta a la Tolerancia, concedió el primero de sus premios a los Escolapios de Andalucía en 2006 por la rehabilitación de un Corán y de un Códice cristiano de la misma época (s. XI) ambos de la Orden.


    Desde mediados de los años setenta fue el primer investigador andaluz en valorar e investigar la figura de Blas Infante Pérez, cuando aún era un desconocido. Pionero en acceder a los manuscritos inéditos de Infante conservados en su casa de Coria del Río, hoy propiedad de la Junta de Andalucía. Fruto de este exhaustivo acercamiento es la catalogación y publicación de dicho fondo por la Fundación Blas Infante, tres volúmenes biográficos de quien es considerado y nominado tanto por el Parlamento de Andalucía como por el Congreso de los Diputados como Padre de la Patria Andaluza, además de innumerables artículos, folletos, actos, seminarios y conferencias divulgativas que podrían alcanzar una cifra muy cercana al millar.


    Ha participado además en numerosos Simposium, Jornadas y Congresos sobre el Andalucismo Histórico. Labor ésta por la que ha sido considerado biógrafo/archivero de Blas Infante. Ha investigado también sobre el origen de nuestros símbolos, fruto de lo cual ha sido el siguiente trabajo editado por la propia institución autonómica con textos de su pluma: CONSEJERÍA DE RELACIONES INSTITUCIONALES, Historia Sonora del Himno Andaluz, (formato CD), Sevilla, Junta de Andalucía, 2000. En su calidad de biógrafo, fue también asesor de la película "Una pasión singular" y de la muestra divulgativa sobre el notario de Coria, que la Junta realizó en Barcelona junto la Generalitat de Cataluña en el año 2000.

No hay comentarios: