miércoles, 4 de abril de 2012

Senderismo Ateneo: Sendero Las Laderas

La Semana Santa ha retrasado las fechas de las salidas que el Club de Senderismo del Ateneo Andaluz realiza cada primer domingo de mes. Por ello la nueva fecha prevista será el próximo domingo 15 de Abril y el destino el Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla.

Este sendero quizás, dada su longitud (8,5 Km) y la variedad de paisajes que atraviesa, sea uno de los más completos de los ofertados por la Consejería de Medio Ambiente en esta zona. Es un paseo con destino a la Rivera del Huéznar y retorno por un camino denominado popularmente “Camino Viejo” de la Estación (de ferrocarril), pues se trata del sendero marcado antaño por el uso como trayecto más corto entre el pueblo y el tren y sus mercancías. Diversidad que se demuestra en valles encajonados, extensos pastizales para el ganado, riberas arboladas...

Características de la ruta
Coordinación Ateneo Andaluz: Encarni Tinoco
Monitor-guía: Alvaro Cantillo
Inscripción imprescindible en Ateneo Andaluz (C/ Chapi, local 13- Dos Hermanas)
Salida: 9:00h desde Sala Atenea (C/ Terral, 14 – Dos Hermanas)
Tipo: circular.   Desnivel: 400m.   Duración aprox.: 3,5h
Carácter gratuito, en coches particulares (recomendado 5 euros/persona al conductor)
Dificultad: media. 8.5Km. (ida descendente y vuelta ascendente)

Recomendado
Venir desayunado y conductores con deposito lleno. Calzado adecuado (algo de barro). Impermeable y Ropa de abrigo, en varias capas. Ropa y/o calzado de repuesto. Agua y comida (bocadillos)

Breve descripción:
Se inicia el recorrido en la conocida Fuente del Chorillo en Cazalla de la Sierra, tomando la vía pecuaria “vereda del valle” (camino de las laderas). Atravesando los alrededores del pueblo podemos ver las labores a la que sus habitantes se han dedicado tradicionalmente. Olivares, huertas, prados, ganado y los bellos cortijos que pueblan estas sierras, fieles a la arquitectura popular. Paredes encaladas sobre muros de mampostería y la techumbre realizada en teja árabe... prueba del carácter tradicional de estas edificaciones.

La dehesa y los cultivos dejan paso a un umbrío valle encajonado,. Las particulares condiciones climáticas de estos valles y la humedad del ambiente se hace patente en lugares insospechados. Las rocas florecen en las lindes del recorrido: musgos, líquenes, pequeñas plantas, insectos y otros invertebrados...

Poco a poco el paisaje se abre entre encinares, alcornocales y quejigos como anticipo a la Rivera del Huéznar. Esta configuración del terreno y propiciado por el desarrollo minero de la comarca, hace poco más de un siglo se construyó el ferrocarril de la sierra que la unía con la capital de provincia.

Entre dos puentes, el de los Tres Ojos y el de Castillejo, recorreremos una parte de la Rivera del Huéznar. Entre olmos, alisos y fresnos habitan interesantes aves que se alimentan de pequeños peces e insectos. Una de estos pobladores es el martín pescador o la huidiza nutria.

EI camino que retorna al punto de inicio, atraviesa un espeso matorral aromático de lavanda, tomillo y mejorana y su olor se transforma en perfume la anís, cuando nos 'internamos de nuevo en Cazalla. Tras la desaparición de los viñedos y recuperando los procesos de destilación árabes, en el pueblo se desarrolló una importante industria de anisados que aún perdura en la actualidad.

Ver fotos ultima salida pinchando Aquí.