domingo, 23 de diciembre de 2012

"Conocer Dos Hermanas": Parque de los Pinos


El próximo domingo 30 de Diciembre, continuando con el programa Conocer Dos Hermanas que el Área de Patrimonio y Medio Ambiente de Ateneo Andaluz está llevando a cabo, se realizará una visita guiada al Parque Los Pinos de Montequinto.

Además en esta ocasión la Cia teatral La Barraca escenificará durante el recorrido una perfomance relacionado con el lugar y su historia.

La actividad dará comienzo a las 12.00 de la mañana y como en ocasiones anteriores, el punto de partida para los participantes que deseen ir en grupo será a las 11.45h. en el Parque del Palmarillo (Calle Cristóbal Colon) en Dos Hermanas. Para ir directamente, el punto de inicio será en la puerta principal, situada en Avda de Europa (en Montequinto).

Inscripciones: En el Centro Cultural Ateneo Andaluz, Calle Terral, 14. Vía correo-e: inscripcionesateneo@hotmail.com ó tfno 95 567 76 86 (en horario de lunes a viernes de 17:00 a 21:30h). (Rogamos realicen su inscripción entre otras cuestiones para prever los materiales didácticos u otros a repartir).

La visita será guiada por Miguel Ángel Maya, técnico superior en jardinería y paisajismo, con la colaboración de Julio Correa, monitor medioambiental, que como en anteriores ocasiones irán comentando sobre la vegetación existente y haciendo referencias a la historia del lugar.

El Parque Los Pinos de Montequinto, creado en 1991, se encuentra en el núcleo urbano del mismo nombre, cuyos habitantes disfrutan de la mayor cantidad de metros cuadrados de zonas verdes por habitante de todo el término municipal. El conjunto de este distrito llega en la actualidad a las 30.000 personas, y geográficamente se encuentra al norte del término municipal, limitando con Sevilla y Alcalá de Guadaira. 

Originariamente el parque era un pinar natural, convertido en parque paisajista donde las especies arbóreas se agrupan en pequeños bosques, así como al lado de los paseos. Posee césped en la mayoría de los parterres, con rocallas y grupos de arbustos.

Los inmensos pinos existentes se alzan sobre el cielo de la zona, convirtiéndose en un auténtico pulmón verde de la ciudad, proporcionando además con su sombra un microclima en el lugar, embellecido por el resto de plantas existentes en sus casi nueve hectáreas de extensión.