sábado, 16 de marzo de 2013

CINECLUB ATENEO PRESENTA: "NOSTALGHIA" de TARKOVSKY


Nueva cita con el 7º Arte e a través del espacio CINECLUB ATENEO y que como cada mes nos hace una propuesta más que recomendable. La Sala Atenea (calle terral, 14) será el lugar de emisión, el próximo jueves 21 de marzo a las 19:00h con el largometraje NOSTALGIA del director ruso Tarkovsky, tras la cual se iniciará un pequeño debate sobre esta película y el cine en general.  

Con tan sólo siete largometrajes en 25 años, Andrei Tarkovsky está reconocido como un “clásico contemporáneo” y uno de los grandes maestros de la historia del cine.     

El fin último del Cine Club Ateneo es formar espectadores con capacidad crítica ante las obras cinematográficas. Para ello, se organizan mensualmente proyecciones y posteriores debates. Además para los más interesados pueden inscribirse en el Taller de Arte y Cine que imparte Victoria Ramos.

La entrada es libre y gratuita hasta completar aforo.

  

FICHA TÉCNICA
Nostalghia - 120 min. - Año: 1983
Público apropiado: Jóvenes-adultos - País: Italia, Rusia
Dirección: Andrei Tarkovsky
Intérpretes: Oleg Yankovskiy, Erland Josephson, Domiziana Giordano,Patrizia Terreno, Laura De Marchi... 
Guión: Andrei TarkovskyTonino Guerra - Fotografía: Giuseppe Lanci

SINÓPSIS
 El poeta y musicólogo ruso Andrei Gorkachov recorre la Italia rural investigando la vida de un músico del siglo XVIII. Le acompaña la traductora Eugenia en un paraje envuelto en jirones de niebla, que le lleva a un santuario, donde las lugareñas piden a la Virgen del Parto por su maternidad. Esto despierta sentimientos de nostalgia en Andrei, acentuados cuando conoce, en un pueblo con antiguas edificaciones románicas, al lunático Domenico, que encerró a su familia en el granero durante siete años para librarlos de las malas influencias del mundo. No puede evitar Andrei sentir cierta conexión con estos sentimientos de Domenico, mientras añora a su esposa en Rusia, y sufre el acoso amoroso de Eugenia.


Andrei Tarkovsky - Hijo del poeta ruso Arséni Tarkovsky, cultivó desde la infancia el gusto por la poesía, influencia que condicionará su obra cinematográfica hasta el punto de ser denominado en las esferas de la cinefilia como un poeta de la imagen. Formado en su juventud en música y pintura -modalidad a la que se dedicó en exclusividad durante tres años de su vida- las imágenes de sus películas nos recuerdan más a las construcciones pictóricas de los iconístas góticos o de los maestros del renacimiento y del barroco, que a las tendencias fotográficas del siglo XX.

 Su estilo está vinculado a la tradición lírica y patriótica del cine soviético, sin embargo, pronto entrará en contradicción con los estrictos alineamientos de la Unión Soviética, por lo que se ve sometido a una estrecha vigilancia por parte de las autoridades, que atacarán y censurarán sus películas, prohibidas y sometidas a enormes reducciones presupuestarias.

Humanista, místico y defensor de la creación individual del artista, su obra trata, desde una dimensión metafísica, sobre el hombre y su búsqueda de respuestas ante la incógnita de la vida, la decadencia de la espiritualidad en la sociedad moderna, y la incapacidad de la humanidad para responder de una forma racional a dichas incógnitas.

 Considerado como heredero de la antigua cultura Rusa y el último disidente de la “perestroika” de Gorvachov, en 1976 se exiliaría en Italia y posteriormente en Suecia, dónde moriría a los 52 años y sólo unos meses después de rodar su última película, de un cáncer de pulmón.