miércoles, 24 de abril de 2013

CINE CLUB ATENEO PRESENTA: “BIENVENIDO MISTER MARSHALL”


Cine Club Ateneo nos quiere ofrecer en esta cita mensual con la gran  pantalla  un viaje al Cine español de los primeros ’50La Sala Atenea (calle terral, 14) será el lugar de emisión, el próximo miércoles 1 de mayo a las 19:30h con la película “Bienvenido Mister Marshall”, del director Luis García Berlanga, tras la cual se iniciará un pequeño debate sobre esta película y el cine en general. 

 Con la posguerra aun a remolque, el régimen intentaba mantener viva la llama de un cine patriótico, con un lustre de heroicidad y valor (Agustina de Aragón, 1950, La leona de Castilla, 1951, Alba de América, 1951. En 1952 la nueva ley sobre “protección y regulación de la cinematografía española”  marcaría unas líneas que insistirían en los temas históricos, religiosos (La señora de Fátima, Marcelino pan y vino, La guerra de Dios) o folklóricos, con estrellas de la copla como Carmen Sevilla o Antonio Molina en los papeles protagonistas. 

Eran los años buenos de Sarita Montiel, de los niños prodigio Marisol y Joselito, años en los que el franquismo pretendía mostrar su rostro más amable en las pantallas a base de cupleteras exuberantes, de reinventar la historia de una forma grotesca, maniqueísta, y de socarronas comedias, no muy distintas a las series actuales de la tele, plagadas de tipismos  interiores burgueses y chachas andaluzas.

 En ese marco aparece de las manos de Berlanga, Bardem y Miguel Miura, ¡Bienvenido Mister Marshal! que a pesar de la evidente ridiculización de ciertos estamentos sociales,  del humor ácido, y de la visión satírica de aquella España, consigue milagrosamente burlar la censura, y recibe escasos cortes. Influenciada por el neorrealismo italiano, que tardíamente había hacho su aparición en suelo patrio, más en la estela del Pasolini de Pajaritos y pajarracos que en la del primer Fellini, y con los precedentes de El último caballo (1950), de Neville, Día tras día (1951), de Antonio del Amo y, especialmente, Surcos (1951), de Nieves Conde, ¡Bienvenido Mister Marshal! pasará a la historia como una de las grandes obras maestras del cine español.

 Después vendrían las Conversaciones Cinematográficas de Salamanca, en las que Bardem calificaría el cine imperante de "políticamente ineficaz, socialmente falso, intelectualmente ínfimo, estéticamente nulo e industrialmente raquítico", vendría el homenaje fúnebre a Ortega y Gasset, el frustrado Congreso de Escritores Jóvenes, o la movilización universitaria del 56, y servirían como precioso caldo de cultivo para que en los años subsiguientes los Saura, Bardem y el Propio Berlanga, dieran una nueva perspectiva a la creación, y a un mismo tiempo, a través de ella concretaran el rechazo a la gran parte del cine de los años cuarenta, grandilocuente y descaradamente falso.

Ficha técnica

Título original: Bienvenido, misterMarshall. Año: 1953. Duración: 95'. 
País
: España.
Dirección: Luis García Berlanga.
Guión: Juan Antonio Bardem, Luis García Berlanga y Miguel Mihura. 
Reparto: Lolita Sevilla, Manolo Morán, José Isbert, Alberto Romea, Elvira Quintillá, Luis Pérez de León, Félix Fernández, Fernando Aguirre, Joaquín Roa, Nicolás D. Perchicot, José Franco, Rafael Alonso, José María Rodríguez, Elisa Méndez, Matilde López Roldán, José Alburquerque, Ángel Álvarez, Manuel Rosellón, Pepito Vidal, José Vivó, Manuel Alexandre, José Castillo, Joaquín Bergía, Rafael Cortés, José Riesgo, Pablo Tallaví y Fernando Rey.
Producción: J. C. Valencia.
Música: Jesús García Leoz, José Antonio Ochaíta, Juan Solano y Xandro Valerio.
Fotografía: Manuel Berenguer.

Sinopsis
Villar del Río, un pueblecito en blanco y negro, todos los lugareños disfrazados de andaluces y, en el balcón que cuelga de una pared encalada, Manolo Moran y Pepe Isbert se dirigen a la concurrencia. En Bienvenido, míster Marshall, Berlanga nos deja impresa una marca imborrable: a través de ella entendemos aún hoy a la España profunda, ésa que reaparece todos los días en cualquier tren de cercanías, en la cola del pan, en una conversación telefónica…