martes, 23 de abril de 2013

Crónica ateneísta de una salida espeleológica: Cuevas de Igualeja


En la idea de introducir a una quincena de atrevidos del Grupo de Senderismo de Ateneo Andaluz, Jorge diseñó una actividad de iniciación a la espeleología, para ir conquistando al personal poco a poco, con un flirteo seductor y pasar la primera de las pruebas de fuego, con una cueva ideal para los no iniciados. Seguro que la experiencia ha marcado a todos y todas.

Salieron con los coches desde la puerta del Ateneo de Dos Hermanas bien temprano, como siempre animados y bulliciosos por el reencuentro, pero esta vez llevaban un aliciente más… la oportunidad de vivir una experiencia que para todos, primerizos en estas lides, les causaba cierta inquietud y excitación. Tras el obligado desayuno andalú con pan de pueblo llegaron a su destino.

En límite suroeste del Parque Natural Sierra de las Nieves y cerca del nacimiento del río Genal, justo al comienzo de una cuesta se encuentra la señal de “Cueva Excéntrica y Fuensanta“. Aunque la alta vegetación los despistó durante un rato y algunos subieron hasta la misma cima, finalmente se encontraron en la boca de la cueva.

La Cueva de la Fuensanta, es una gran oquedad en la que penetra la luz del día. Su desarrollo es posible continuarlo trepando y atravesando algunos pasos estrechos hacia unas galerías elevadas que sirven de refugio a murciélagos. En las últimas salas hay bellas formaciones, especialmente estalagmitas.

La otra cavidad, La cueva de las Excéntricas, descubierta hace algunos años, es una hermosa cueva con lagos repleta de formaciones en techos y suelos desde su primera sala. El nivel freático, en la base de algunas galerías, ha formado bellísimas salas decoradas de insólitas formaciones.

Este boquetillo que, para ser el primero, asusta bastante… pero pronto la inercia del grupo, una vez puestos los petos, o monos de recambio, los cascos, los macutos con algo de agua y alguna cuerda por si fuera necesaria en algún momento, se dispusiesen a entrar tras los consejos oportunos del monitor, fuesen adentrándose en la cueva.

La cueva comienza con una pequeña gatera no muy estrecha, que se pasa fácilmente. Esta gatera da a una sala bastante amplia que esta algo estropeada, ya que es de fácil acceso, aún así hay algunas formaciones muy bonitas.

Esta sala, acaba con una rampa algo empinada que da a la sala del anillo, con formaciones espectaculares, rincones maravillosos con colores realmente vivos. Alli se encuentra la primera gatera que es necesario atravesar y que a muchos hacia dudar. Atravesar el “paso del anillo” tendrá como premio todo un paraíso para los sentidos, plena de espectaculares formaciones, grandes coladas, banderolas…una pequeña sala con un maravilloso lago, de poca profundidad

El resto del recorrido fue igual de divertido o mas, charcas, rampas, galerías de barro plena de formaciones, todo lo necesario para que durante casi dos horas fuera digno de los grandes exploradores que la visitaron ese día hasta la misma salida y de encuentro con el esplendoroso Sooool!!!

Todo lo que siguió os lo dejo en imágenes…
                                                                                                                        by  FDR

Interesados en próximas aventuras enviar correo-e a ateneoandaluz@gmail.com con asunto "senderismo".
Ver álbum en Facebook.