lunes, 5 de mayo de 2014

CRÓNICA SENDERISTA EN LA CUEVAS DE FUENTES DE LEÓN.


A las 8 de la mañana se llenó el Autobús con 46 personas para llevarnos a Fuentes de León (Provincia de Badajoz). En Santa Olalla paramos a tomar un desayuno y llegamos a las 10.30 al Centro de Interpretación de Fuentes de León, donde nos daban la bienvenida y una charla sobre el entorno natural, la historia, la fauna, la flora y desde luego sobre las cuevas que íbamos a visitar.

Acto seguido volvíamos al autobús y tras un trayecto de 7 km llegamos al Centro de Visitantes del Monumento Natural de Cuevas de Fuentes de León.

Ahí dimos la bienvenida a 4 senderistas más, que venían para participar en la visita de las cuevas. Entre ellos la senderista más joven de 1 mes y medio que ya participo en otro senderismo, aunque no había nacido todavía.

Se formaron 3 grupos de 16 personas, cada uno con su monitor y nos separamos en diferentes direcciones para comenzar la aventura subterránea.

Nuestro grupo visito primero la cueva del Agua, luego la de Postes y por último la del Masero. Otro grupo empezó el recorrido por la cueva de Postes y el tercero por la del Masero.

Tras un paseo precioso por la orilla de un río, disfrutando del hermoso paisaje lleno de flores, llegamos a la cueva del Agua que alberga una colonia de más de 18000 murciélagos y cuenta con un lago subterráneo. Tras las interesantes explicaciones de nuestra monitora seguimos el camino para visitar la cueva de Postes con sus increíbles hallazgos romanos y prehistóricos.

La ultima cueva, la del Masero, nos dejó boquiabiertos por sus singulares formaciones de estalactitas y el brillo de los cristales de Aragonito. Todo esto siempre con la extensa información de nuestra encantadora monitora.

A las 15.00h. a la vuelta de tan impresionante recorrido nos reuníamos con nuestros compañeros para descansar, tomar nuestro almuerzo y charlar sobre nuestros recientes conocimientos.

Tras agradecer su labor y despedirnos de nuestros monitores hicimos una breve visita a la ribera del río Cala donde tomamos unos cafés y refrescos.

A las 18.30 nuestro autobús nos llevo de vuelta y a las 20.00 nos despedimos de nuestros compañeros de viaje con la promesa de volver a vivir otra nueva aventura con el Club de Senderismo del Ateneo Andaluz de Dos Hermanas.


4 de Mayo de 2014
by Gabriela Cartharius