sábado, 28 de febrero de 2015

UN 28 DE FEBRERO: "meterse en el fango"

“No son hombres de bien, los que se consagran por entero a sus hogares, sus bibliotecas o sus retiros, rehusando o despreciando la lucha por la Justicia. Son egoístas que huyen del fango por evitarse la repugnancia o el esfuerzo. Son esa clase cobarde llamada neutra. Hablan de las debilidades de los hombres públicos sin haber contrastado su propia fortaleza y dejan los asuntos públicos a la incapacidad de los peores.”

Blas Infante


Un 28 de Febrero: "meterse en el fango"

Hace algún año que Ateneo Andaluz no “celebra” el día oficial de Andalucía. Manteniendo nuestro compromiso de defensa, estudio y divulgación de nuestra identidad y de nuestra Cultura, pero no podemos dejar de mirar nuestras calles y sentir como la pobreza avanza cada día, un 32 % de la población. Olvidarnos del millón largo de parados de Andalucía, siempre casi 10% mas que la media del Estado, 20.000 en nuestra Dos Hermanas. De los despidos y cierres de empresas. De los 15.000 desahucios al año y los bancos enriquecidos. De los recorte en Educación que dejaron fuera casi un millar de plazas docentes en los centros andaluces. Los recortes presupuestarios, el copago farmacéutico, las privatizaciones y el despido de 7.000 profesionales de la Sanidad Pública Andaluza. De la corrupción institucional, de los ERES, y los Cursos de Formación para desempleados. De los 12 kilómetros de alambre, cuchillas y mallas para contener el sueño europeo en la frontera con Marruecos. De los latifundios baldíos y la represión a mas de 600 jornaleros con multas y peticiones de mas de 100 años de prisión por pedir la tierra, como canta nuestro himno. De la jerarquía eclesiástica que aun tiene como en la Edad Media la potestad de apropiarse de lo publico. Del cierre de espacios culturales y el nulo apoyo institucional que solo fomenta la cultura espectáculo y la tele basura...

Este año 2015 la bandera verde y blanca y la calle traen una decisión de cambiar esta situación. La gente de luz está despertando en todos los rincones y pueblos, el invierno está pasando y llegará muy pronto la primavera andaluza. Es la hora de "meterse en el fango" que decía Don Blas Infante. El verde esperanza evoca ya las letras populares del Flamenco: “ya va llegando la horita de que las agüitas vuelvan a su cauce. Las esquinas con sus nombres, ni reyes, ni santos, ni frailes, ni roques”.


Viva Andalucía Libre!!!