viernes, 17 de marzo de 2017

SENDERISMO ATENEO: LAS LADERAS, CAZALLA de la SIERRA

  La ruta de Las Laderas, en Cazalla de la Sierra, es la propuesta que hace el Club de Senderismo Ateneo Andaluz para el próximo domingo 26 de marzo, como siempre el último domingo de cada mes.

Esta actividad nos lleva desde Cazalla de La Sierra a la Rivera del Muézna por una antigua vereda, y nos trae de regreso por otro camino histórico. Un circuito que ofrece al senderista la oportunidad de aproximarse a los paisajes y valores más representativos del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla.

INFORMACION E INSCRIPCIONES:
-       Salida en Bus a las 8:30h desde la plaza del Arenal en Dos Hermanas. Punto de encuentro en Rotonda El Alamillo a las 9:00h. Parada a desayunar en Cantillana
-       Ruta circular d 8 km de dificultad media alta de unas 3 horas - Almuerzo en área recreativa Molino del corcho en la Rivera del Hueznar. Se recomienda ropa cómoda y zapatos adecuados para senderismo, agua, bocadillos y fruta - Regresó a Dos Hermanas a las 18,30 h.
- Precio para socios 10€, no socios 15€ (incluye bus y seguro d accidentes y R.C.) Último día de abono: Jueves 23 de Marzo. Plazas limitadas por orden de pago - Horario de oficina de 18 a 21h de Lunes a Viernes EN Centro Cultural Ateneo Andaluz (C/Marcelo Spínola, 9).
-Inscripciones Juanma Whatsapp: 630756918

Más Información:
Un rico mosaico de huertas, olivares y bosque mediterráneo, desde los más o menos modificados, como ruedos agrícolas o dehesas con ganadería extensiva, a los que conservan en mayor medida sus rasgos naturales, como el bosque de galería, con un espeso matorral aromático de lavanda, tomillo y mejorana y su olor se transforma en perfume a anís, cuando el viajero se acerca de nuevo en Cazalla.

El regreso, por el Camino Viejo de la Estación,  muestra antiguos viñedos, vestigios de un cultivo muy importante antaño en la comarca, del que permanecen viejos lagares, que trae aromas de vinos y anisados, cuando recuperando los procesos de destilación árabe, en el pueblo se desarrolló una importante industria de anisados, que aún perdura en la actualidad.

Las construcciones que se hayan más lejanas del pueblo poco a poco se han ido abandonando, pero algunas de ellas aún se encuentran habitadas y en perfecto estado de conservación, fieles a la arquitectura popular. Observando en todas ellas se repiten las paredes encaladas sobre muros de mampostería y la techumbre realizada en teja árabe... prueba del carácter tradicional y morisco de estas edificaciones.